El estrés puede terminar desarrollando enfermedades

estres

El estrés nos enferma, provoca que no se recupere la energía durante el sueño, disminuye nuestra productividad en el trabajo, entre otras muchas cosas. El estrés es una reacción fisiológica que el cuerpo tiene para adaptarse a cualquier cambio que ocurra en el organismo. Si el cuerpo no tuviera este mecanismo de respuesta no podríamos reaccionar ante situaciones de peligro o bien de euforia.

Cuando se padece una enfermedad o se sufre un accidente, el cuerpo se estresa y echa a andar mecanismos de defensa que le sirven para reaccionar ante estas situaciones estresantes.

Las reacciones que ocurren dentro del organismo en respuesta al estrés son, por ejemplo: bombear mayor sangre al corazón, lo que produce un aumento en la presión arterial y la frecuencia cardiaca. También los músculos se tensan y aumentan las secreciones de los ácidos el estómago y el nivel de insulina secretado. Además el cuerpo produce otras sustancias que mantienen una situación de alerta ante un estímulo determinado. Cuando este estrés esta provocado por una situación real que busca la defensa del organismo, es benéfico para el mismo; pero cuando estas respuestas son excesivas o provocadas por el estrés cotidiano pueden provocar algún padecimiento. Los padecimientos más relacionados con el estrés o que se han llamado “enfermedades del estrés” son: el insomnio, la hipertensión, la angina de pecho, los ataques al corazón, algunas reacciones alérgicas, enfermedades de la piel, ciertas patologías llamadas psicosomáticas como: úlcera, hipertiroidismo, gastritis, colitis, etc. Así mismo, enfermedades tan comunes como la depresión y todos sus síntomas.

problemas estres

Es indispensable que hagamos un alto en nuestra vida tan acelerada, reflexionemos sobre las cosas que realmente son importantes y dejemos de estrsarnos por situaciones que no están en nuestro alcance ya que esto repercute directamente en nuestro estado de salud.

Existen síntomas muy comunes con los cuales podemos identificar si se padece un estrés excesivo que está causando estragos en nuestra salud, los más importantes son los siguientes: insomnio, despertarse constantemente en las noches, cansancio excesivo, dificultad para recuperar energías, fatiga intelectual, falta de concentración, nerviosismo, exceso de actividad, ansiedad, angustia, impaciencia, irritabilidad, tics y movimientos involuntarios, dolores de espalda y cuello.

A continuación se enlistan algunos consejos para disminuir la tensión y el estrés que se vive cotidianamente:

  •  Realizar algún tipo de ejercicio por lo menos tres veces por semana, reduce considerablemente la tensión muscular y devuelve la energía.
  • Tomar un baño con agua tibia ayuda a relajar.
  •  Es muy importante de vez en cuando salir de la rutina, hacer algo que no tenga nada que ver con el trabajo y que sea agradable o placentero.
  •  Llevar una alimentación saludable en la que se incluyan frutas y verduras y se disminuya el consumo de grasa y azúcares, ayuda al cuerpo a aumentar las defensas del organismo y protegerlo de las consecuencias del estrés.
  •  Disminuir el consumo de sustancias estimulantes como el café, bebidas alcohólicas, cigarro, y en ocasiones los medicamentos que se utilizan para dormir ya que pueden intervenir e el ciclo del sueño.

Aunado a estas recomendaciones, se pueden utilizar como parte del tratamiento contra el estrés, productos naturales que nos ayuden a disminuir la angustia, restaurar el sueño, disminuir la irritabilidad, la falta de concentración y el cansancio físico.

El estrés puede terminar desarrollando enfermedades
4.45 (89.09%) 11 votos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *